Historia de Donyet Ardit
13 enero, 2016
La Zona Norte
13 enero, 2016

título circo social

portada-blog

Bienvenidos al mundo del circo social. O como lo llamamos aquí en Donyet Ardit, circo socio-educativo. La nomenclatura es lo de menos y lo de más es, precisamente, lo que significa.

El circo social, o socio-educativo, es una herramienta pedagógica de integración social. Se usa en comunidades en riesgo de exclusión y consiste en utilizar el aprendizaje de técnicas circenses para que los alumnos/as descubran valores y adquieran confianza en sí mismos/as.

Parafraseando a Antonio Alcántara, del Ateneu Popular 9 Barris:

El circo social es un proceso de enseñanza-aprendizaje de técnicas circenses que tiene como finalidad la inclusión de personas en situación de riesgo social y el desarrollo de comunidades.

En una propuesta pedagógica de este tipo se logra estimular la creatividad y promover aptitudes sociales de los participantes. Estos pueden mejorar y desarrollar sus facultades relativas a la cooperación, la solidaridad, el esfuerzo, la superación, la autoestima y la participación a través del aprendizaje de técnicas de circo y su posterior muestra.

Esto quiere decir que el circo social no busca la formación de artistas de circo profesional sino que aprovecha todos los valores inherentes al circo para formar a personas.

LA CURVA DE APRENDIZAJE

Vamos a pararnos durante unos segundos en esta aclaración: el circo social no busca formar a profesionales del circo.

Circo-Social-_-curva-aprendizajeEsta es una curva de aprendizaje estándar. La teoría nos dice que si practicas algo durante 10.000 horas serás un profesional. Personalmente creo es cierto.  Luego hay atajos como los de este video.

Para adquirir un nivel profesional en circo, primero hay que especializarse en una disciplina concreta y conseguir una precisión tan grande en tu trabajo que desaparezca el factor riesgo.

En un curso de circo socio-educativo no daría tiempo a dominar la técnica, como se puede ver en la imagen de arriba. Los cursos de circo se planifican con el calendario escolar y hay que tener en cuenta que la intensidad de trabajo y los medios no son los mismos.

Duración

Duración y programación de un curso de circo socio-educativo.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta una de las limitaciones que tiene el circo social. Pero creo que en ella reside su potencial principal: no tiene un fin o un objetivo concreto; es un fin en sí mismo.

Partir de esa base hace posible la compatibilidad entre la pedagogía del circo y el trabajo social de integración. Todos/as los/as participantes se pueden evaluar no solo por sus aptitudes o habilidades, sino por sus progresos personales.

LOS VALORES DEL CIRCO

Imagínate que eres una persona que vivía hace 153 años y vas andando por el mundo y te topas con un circo. Están montando la carpa y como te fascina el circo, decides echarles una mano.

Después de trabajar con los operarios, (muchos de ellos artistas del propio circo), te invitan a comer porque ya sois to’ colegas.

Estás comiendo con ellos y te das cuenta de que ahí hay de todo: personas de cualquier parte del mundo, enanos, gente con deformaciones, (sí, estoy siendo muy exagerado pero quiero llevaros a un sitio),  gente extraña con un pasado muy chungo, (sí, también he visto muchas películas) y tú. Que te han invitado y os lo estáis pasando la mar de bien.

Bueno pues eso es algo que el circo lleva de serie: cualquiera es bienvenido al circo. El circo no entiende de razas ni de religiones. El circo no discrimina. En el circo la única norma es el más dificil todavía al servicio del espectáculo.

Y por eso el circo es una herramienta de integración tan potente.

Y por eso, al enseñar circo, estás educando en valores. Valores tales como:

autoconfianza_finalAutoconfianza: La seguridad de que conseguir  lo que parecía imposible depende solamente de ti. Aprehender que puedes conseguir todo lo que te propongas.

creatividad_finalCreatividad: El circo es el arte de hacer posible lo imposible. Solo hace falta ver las cosas desde otro punto de vista. No hay límites y solo tienes que imaginar y poner en práctica tu intución para que surjan cosas increíbles.

perseveranciaPerseverancia: tener un objetivo en mente e intentarlo una y otra vez hasta que sale.  Descubrir que el trabajo tiene sus recompensas es muy fácil desde el circo.

riesgoRiesgo: Cambiar el riesgo del día a día, en comunidades marginales, por el riesgo controlado. Cambiar el riesgo de un destino incierto por la confianza.

compañerismoCompañerismo: en un mundo competitivo, aprender que tus compañeros/as te hacen mejor. Que entre todos, no solo es más divertido, sino que llegáis más lejos.

planificaciónPlanificación: todos los eventos que surgen a lo largo del curso de circo social se planifican desde dentro. Son los propios asistentes los que se organizan y trabajan juntos.

comunidadComunidad: lo que se busca es crear comunidad. Empoderar a los vecinos y que el circo trascienda del taller al barrio. Haciendo partícipe a todo el mundo.

toleranciaTolerancia:  Cuando el circo te imbuye, todos los prejuicios quedan a un lado. Es más importante el aprendizaje, el disfrute y la fascinación que cualquier odio o rencor.

Estos valores aparecen, poco a poco, sesión tras sesión.

Y todos ellos nacen en el camino hacia el que va orientado todo curso de circo social: la muestra de las habilidades circenses.
la muestra

Al igual que en el mundo del deporte se busca la competición tanto para medir resultados como para exhibirse. En el circo la finalidad es la muestra en sí. El espectáculo. Poner a prueba tus habilidades en forma de show.

La motivación es demostrarle a todo el mundo que tienes algo que mostrar. Revalidarte en tu propia comunidad como algo inesperado y sorprendente. Esa es una de las claves del circo social. Tanto por el potencial “redentor” como por la capacidad de eclosionar el entorno, el barrio, los vecinos, los familiares, todo.

A todo esto yo lo llamo La rueda del circo social.

rueda del circo social

METODOLOGÍA

Al final, todo esto es es un método de aprendizaje a través de una herramienta muy potente y transversal como solo puede serla el circo. Tiene algo de gimnasia, algo de danza, algo de teatro, algo de música, algo de tecnología, …

Pero se basa en una metodología muy precisa que se asienta en 3 pilares fundamentales:

metodología11. Cualquiera puede entrar, pero tiene que ir por voluntad propia. Eso quiere decir que aquí no obligamos a nadie. Va quien quiere, por que le gusta y si no le motiva lo suficiente no sería justo obligarle. Parece una obviedad pero es esencial.

metodología 22. Cada persona aprende a su ritmo. Esto no es un deporte de competición. Aquí se aprende disfrutando y el camino es lo importante. Evidentemente, hay personas a las que les resulta más fácil que a otras, eso también se aprovecha y se adapta el curso para que todo el mundo disfrute y aprenda.

metodología_33. Se centran en las habilidades que más les gusten.  Aunque es importante aprender de todo y explorar. Hay personas que disfrutan más con ciertas disciplinas. Es importante fomentar su curiosidad e interés en esas áreas.

En cuanto a las técnicas o disciplinas, todas ellas aportan un montón de cosas diferentes. Por eso es tan amplio y  completo el circo social. Las habilidades que te proporciona el aprendizaje de acrobacias no son las mismas que los malabares, pero todas juntas son importantes.

acrobacias

malabares

clown

Y hasta aquí mi repaso de lo que es el circo social y como lo vivimos desde Donyet Ardit.

Toda la información sobre circo social la he sacado de la plataforma Cirque du Monde, creada por el Cirque du Soleil; el ateneu popular 9 Barris; la federación de escuelas de circo socio-educativo (FEECSE)  y mi experiencia personal con Donyet Ardit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *